viernes, 14 de mayo de 2010

COMO SE GERMINA EL TRIGO

Dejaremos dos cucharadas soperas de semilla de trigo (el grano del trigo), bien lavado en remojo (con agua templada) durante 24 horas, tapado con un paño (el frío dificulta la germinación)
Luego se extiende el trigo sobre un plato. Podemos aclararlo un par de veces al día con agua templada. La idea es que esté siempre ligeramente húmedo. Demasiada humedad pudre el grano y la falta de agua lo reseca y tampoco germina.
Siempre tapado con un paño conseguimos que no se llene de polvo, no le caigan bichitos y que la semilla encuentre el calorcillo ideal para germinar más rápido.
En unos cuatro o cinco días, depende de las condiciones ambientales, podemos tener nuestro germinado.
Para comerlos es importante que no tengan más de 4 ó 5 centímetros ya que sino se vuelven demasiado fibrosos y quedan muy duros.
Una vez alcanza esa medida adecuada lo más conveniente es ponerlos en la nevera (refrigerador o friser) ya que así se conservar y se detiene su crecimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada